Nuestros Valores

Coomulsap trabaja enmarcado en los valores cooperativos:

Ayuda Mutua:
Se da la “ayuda mutua” cuando dos o más personas se socorren y cooperan entre sí para lograr  las metas individuales o colectivas propuestas.

 
Responsabilidad:
La “responsabilidad” es la obligación de responder por los propios actos. Es también garantizar el  cumplimiento de los compromisos adquiridos.

 
Democracia:
En el cooperativismo hay “democracia” cuando los(as) asociados(as) mantienen el control de la  cooperativa participando activamente en la toma de decisiones en asambleas generales, en  órganos sociales a través de sus representantes o en otros espacios de poder.

 
Igualdad:
Consiste en ofrecer el mismo trato y condiciones de desarrollo a cada asociado(a) sin discriminación de sexo, etnia, clase social, credo y capacidad intelectual o física.

 
Equidad:
La “equidad” se refiere a la noción de justicia de dar a cada cual lo que se merece o ha ganado según sea su grado de participación o aporte y reconociendo sus condiciones y características especiales. Es decir, tomando en cuenta la diferencia.

 
Solidaridad:
Es la adhesión libre y voluntaria a una causa o empresa, creando una relación humana de mutuo apoyo donde la felicidad particular depende de la felicidad colectiva. Es entonces la comunidad de intereses, sentimientos y propósitos.

 
Honestidad:
Es la honradez, la dignidad y la decencia en la conducta de los(as) asociados(as). La persona honesta es incapaz de robar, estafar o defraudar.

 
Transparencia:
En una cooperativa hay “transparencia” cuando la información es administrada entre asociados(as) y dirigentes de manera clara, veraz y oportuna. En la base de la transparencia está la confianza, la comunicación y la franqueza. Se oponen a ella el encubrimiento y el engaño.

 
Responsabilidad Social:
En el cooperativismo la “responsabilidad social” se vincula al compromiso con el desarrollo de la comunidad. Por ello las cooperativas son agentes activos en la generación de empleo y en la justa distribución de la riqueza.

 
Preocupación por los Demás:
Hasta no lograr el bienestar material y espiritual de las personas que le rodean, el cooperativista auténtico estará en una condición de inquietud o desasosiego, buscando soluciones a los problemas sociales. Eso es “preocupación por los demás”.